jueves, 20 de diciembre de 2012

Bozal de mar



Bozal de mar; oigo ladrar las olas en tu espalda esperando sordamente a ser mordido, rabia de marea suplicando perdón. Quiero tenerte enfrente mío y empujarte al barro, quiero jugar a apagar el gas y encender la luz, con el codo en llamas. Amputación. Quiero lamer tu orgullo y echarle tus miedos a los cerdos, en ese momento atravesaré tu corazón de ciervo como el leñador de Blancanieves y luego sacaré la espada de él como el rey Arturo.

Te levantarás sobre ti misma y lo verás todo como si fuera una película gore, mientras te voy quitando la piel a cachos, y luego sembraré bambú que se enraizará bien hondo y no te dejará respirar. Quiero que nos chapucemos en el fin del mundo, quiero que nos pausemos los sentimientos, quiero jugar con tus labios de sierra mecánica, lentamente y sin destellos, inundar un letargo con lo imposible y responder mal el cuestionario adrede, esto es lo que la soledad amamantó, un amor de filo de hacha.

Estoy acostumbrado al fin del mundo porque tus besos son lo más parecido a un holocausto, cada noche contigo vivo una nueva profecía apocalíptica, tranquila... Soy inmune a la destrucción, llevo un corazón de juicio final y un cerebro de armageddon, puedes devastarlo todo sin remordimientos, sin piedad, estoy preparado para la redención pero esta vez no pienso salvarme porque TE AMO