jueves, 7 de agosto de 2014

Labios lobos



Inflorescencia, caos, alineación, miedo y sexo... Quizás antes de que acabes de leer esto ya estés inmortalizado en alguna constelación, o quizás te hayas bebido el veneno de tu propia vida, créeme, no soy quien para indicarte, pero estás equivocado, todo lo que crees, piensas y amas es erróneo, cualquier ápice de moral, ética o drama en ti es un reflejo fragmentado de algo que no existe, la razón inflorescente a marcado tus cartas, has cuidado de separar en vano el grano de la paja, la libertad de la ambición, lees y compartes, trabajas y masticas, te has follado tus propios miedos tantas veces que ahora es difícil trazar la linea entre el placer y el pavor...

Existen lugares de los que es mejor no hablar, uno de ellos está en la selva de tu carne .