jueves, 19 de abril de 2018

Inaccesible



Jackie se enamoró por primera vez en octubre luego el diablo arrastró su alma al infierno y le obligó a repetir lo mismo una y otra vez; amor, sexo, drama. Jackie nunca volvió a ser la misma pero aprendió la lección como Perséfone con Hades. El cuerpo humano es el encuadre perfecto para nuestras propias debilidades, es en ese lugar en lo más profundo de la tormenta donde reside la fragilidad del ojo humano. Dejaste el maquillaje sobre la tapicería de mi coche como si fuera el hilo de Teseo para salir del laberinto. Escuchando en la radio las mismas voces que oigo en mi cabeza en la cacería del gran blanco, gran corazón, cartílagos y dientes afilados. Pero cariño, ya no hay más amor, la luz y los rumores iluminan mis zapatos en la pista de baile, pisando esas líneas fluorescentes que nos transportan hacía nuevas líneas de cuerpos inmóviles. Dijiste nunca más, y el miedo nos dio el beso de buenas noches, cariño el arrecife es más frágil que todas esas estúpidas promesas, los melodramas y las victimas siguen amarrados en el sentimiento equivocado. Y levantaré las islas sumergidas de debajo de tu falda para que te humedezcas los pies en sus orillas. Tengo el corazón frío y las manos cálidas. Y si el amor fuese una cortina de humo para poder besarnos a escondidas del mundo y consumarnos en esa profundidad tóxica llamada metamorfosis. Quizás ese sea el mundo que nos entienda, el sutil juego de entrelazar atardeceres, en mirarnos en aquello que solemos ocultarle a los ojos del mundo lo innato e instintivo que nos resulta depender el uno del otro, el caos, el fuego, el uno y el otro. Dios puso mis pulmones para limpiaros el aire del mundo con sólo verdad, dormir las noches violentas y rendirnos a los días violados, ve directo a la metamorfosis, el sueño se acabó, directo a las caricias del caos, nunca podréis abandonarme estoy filtrado en vosotros, estoy erosionando vuestros deseos más primitivos, soy la consciencia que se prostituye en esas carreteras nocturnas en las que conducís en solitario. Llenaré con pólipos de coral todas vuestras venas, conquistaré las galaxias de vuestras almas luchando contra las fuerzas de la gravedad.

miércoles, 4 de abril de 2018

Un hermoso destello de revolución



Nos dijeron que la fuerte marea se había quedado sola y que los buenos dioses nos habían abandonado. Y yo cerré los ojos para notar de la mano de los ancianos tiempos tus piernas temblar debajo de mis grandes fauces. Nos dijeron que nuestro pecado estaba muerto, vaciando nuestros bolsillos, arrebatándonos lo que nos habíamos dado. Y tú me miraste con esa clase de honesta mirada que destruyen a los firmes hombres, y yo tan tú no necesitaba otra suerte de que eras como esa clase de firmamento que llevaba en mis recuerdos de infancia, una brújula incansable de esperanza, un hermoso destello de revolución.

miércoles, 12 de abril de 2017

Y si la poesía fuera líquida, y si pudiésemos respirar debajo de ella



Vengo de donde tus lágrimas hacen estremecerse al mismísimo océano, del lugar donde los relámpagos le tienen envidia al reflejo de tus ojos, vengo de donde las rejillas sucias de las alcantarillas hacen florecer la edad de la vanidad, de detrás de los sueños de la masculinidad donde se desgarra un triste amor. Al fin y al cabo tu bombardeaste mi pasado, al fin y al cabo tu rompiste todas las páginas de mi mente, y no, no, no,

Y por mi lengua pasaban sólo trenes nocturno



Una vez fui raíl y por mi lengua pasaban sólo trenes nocturno, una vez fui toda esa bisutería barata que llevan las viejas antes de morirse, una vez gritaba sumergido bajo la luz cenital del escenario y era impermeable a la lluvia y al ruido, rasgado por mis propias pieles muertas, ocultándome del sueño. Hasta que te conocí. Dame a través de las pastillas las palabras correctas que estoy buscando, esta jodida zorra perfecta hace que escuche los pájaros azules cantar de una forma antes inimaginable. Y la próxima vez que nos veamos seremos mas fuertes, con armas mas afiladas y corazas mas duras, ¿Lo quieres mío o lo quieres tuyo? ¿Una para ti o una para mí? Estos zapatos que han recibido sólo tierra se rebelan ante los nuevos caminos. Déjame ayudarte a ser mas terrible, mas letal, dime algo que me facilite la tarea, es una para mí y otra para ti, una corta y la otra trocea. Nunca hemos sido un día cualquiera. Uno honesto y el otro sólo malas noticias. Uno blues y el otro sólo politono de los noventas. Y no tienes porque quedarte, y no tienes porque decirlo, y no tienes que ser valiente, y no tienes porque ser la elección correcta. Todo el infierno se llevó las manos a la cabeza cuando te conocí, e hicimos el lago tan grande como el territorio nos dejó. Dime algo que tenga significado. Todo lo que permitimos es lo que hemos elegido desde las estepas en calma hasta los altos y furiosos acantilados.

domingo, 22 de enero de 2017

Carta abierta a un amigo liberal



Querido Daniel Brígido, solo tú puedes entenderlo, esta epidemia miserable de decadencia que infesta al mundo que nos rodea me entusiasma cual niño chico la noche antes de Navidad. No hemos aprendido nada de las devastaciones cíclicas repetidas una y otra vez a lo largo de la historia, adoro esa terquedad y estupidez licuescente de autoaversión que tiene la raza humana, algunos imbéciles que conozco han empezado a tener miedo y no son capaces de darse cuenta que ellos han sido cómplices de vivir en la comodidad de esta ruleta rusa llamada democracia metiendo las balas en urnas electorales, he visto gangrenas y abscesos escrotales más limpios que bocas de muchos políticos socarrones, adoro que mis lapos inunden esa idiocia electoral.

Sabes mejor que nadie que soy un sádico con buena sonrisa y buen gusto para la belleza, las marcas de mi piel pueden atestiguarlo, es por ello que estos días donde todo se va a la puta mierda es cuando mejor me lo paso, recuerdo cuando disfrutábamos en el instituto estudiando la decadencia seminal del vejestorio demente Napoleón, la caída del imperio romano, o todos esos incestuosos dictadores con tendencia a las autopoluciones nocturnas, esas incontinentes bestezuelas siguen dirigiendo países a troche y moche, recuerdo cuando blasfemábamos juntos sobre la decadente París o Roma y nos jactábamos colgándonos la medalla de haber vivido y contribuido con la decadencia de Barcelona, pero este viento fresco de lasciva mierda monacal disfrazado de jarana ha acabado produciéndome lágrimas de arcadas, ya he comprado con hosca resignación las entradas para ver el final de todo esto en el palco real, esa será nuestra última trinchera.

Si supieran que tengo en la despensa una colección de venenos extraídos de los animales y plantas más mortíferos del planeta… eso sí que es tener poder y no esas agusanadas pústulas llamadas fronteras.

Atentamente tu buen amigo Sie Kikinshka
21 de Enero de 2017, Sabadell.