jueves, 14 de mayo de 2009

Oda a la impertérrita incoherencia en mis calcetines





Te quiero por eso me voy!!! Buenos días señoritas con laca en los labios y pintalabios en el pelo, bienvenidos sombreritos de copa con cinta de espino!!! Cada vez que me caigo en los charcos dibujados en el suelo, entiendo los percances del amor(dazamiento) electrizante mas haya de mi caja de pino con lacitos de pestañas dibujadas con acuarelas satíricas y rosales y mi tabla de ouija hecha con fichas de dominó desdentados rellenando huecos con lonchas de catalana.

Hoy me encuentro perfectamente triste porque estoy mas allá de los compresores y las almendras musculitas, vital y sin entender nada para variar, fanziniático por ella y con un poco menos de sesos que vender a granel, entre tanto trenecito de feria y rodeos de clandestinidad me entretengo con las ideas de sufrir idílicamente en una base eterna de retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, retentiva, inventiva, por ti…

No quiero mas de lo mismo solo un poco de irrealidades paranoicas y cafecitos a las 6 de la tarde en los rasgos faciales de una africana, montemos una fiesta en la comisura internacional de tus labios y en vez de confeti cojamos los cachitos de cuando explotó mi corazón. Convicciones de jengibre de que te he perdido, eso es lo que pienso de ti y de mi y que cada uno lo interprete como le guste. Aún así nadie podrá quitarme nunca el recuerdo de lo que me prometiste, montar a caballo, pues sin apenas creerlo noté la oda a la impertérrita incoherencia en mis calcetines.

1 comentario :

  1. Radiaciones. E irradiaciones. Muchachas ponderadas, las odas de Xtian y esa inconmensurable energía saliendo de la puntita de sus calcetines hasta su cerebro. Manecillas de relojes alterados. Madnes madnes.
    ¡Le aman, creo!

    ResponderEliminar