martes, 2 de abril de 2013

Necesito tus labios consejos...



Nunca subestimes el poder de la soledad, pues en medio de la corriente la probabilidad de sobrevivir es muy poca... quiero ser libre infringiendo dolor a mis pies tallándolos a medida para correr lo más deprisa posible, enterrado por olores de plantas venenosas y humedad, quiero ser atrapado por bestias salvajes, devorado por estrellas en noches australes y descubrir mis miedos indígenas. Marcas de pintalabios en mi prótesis de corazón, saltando como lágrimas encima de altavoces, tu dolor florece por la saliva de mi mente, tu camino está en mi llanto de carne de caballo, construyendo tormentas para nosotros.

De pie encima de tus pupilas negras acorralado por su contracción, al ver la luz emanando de los puntos abiertos de mi herida ocular. Solo quiero que sepas que esta muerte es ligera y está cachonda, puedo tener sentimientos poco contrastables hacía la muerte y su humedad, pero llévame contigo al carajo.

Drenar las penas hasta labios ajenos, besarte de misericordia antes de condenarte... Te odio tanto que amarte sería una herida más en mi piel.

1 comentario :

  1. cuando odias no duele tanto dicen
    pero si odias es porque amas, definitivamente es un arma de doble filo.

    ResponderEliminar