miércoles, 1 de octubre de 2014

Nyctophilia



Ella siempre ama los rincones bonitos que dejan las estelas de pólvora incandescente de los fuegos artificiales al caer, los embriones húmedos alimentándose de las gotas de rocío en mis pupilas, las esporas de mi bragueta, ella siempre dice que mis manos saben rasgar, amo el placer que me produce la niebla rozando su cuerpo, borrándolo en mitad de la escenografía de la noche, atentando contra la vida que hay más allá del mero despertar, sabrás de mí lo que mi lengua supo matar, pupilas en blanco y las sábanas apretadas entre tus puños...

No hay comentarios :

Publicar un comentario