jueves, 5 de noviembre de 2015

Humedecemos los labios



Cuando cumpliste los 18 callaste a tus héroes y dioses, clavando mas hondo la flecha, sacando la sangre más afuera, te pusiste el disfraz de bestia dejando el de San Sebastián debajo, fuiste la herida y olvidaste el calor y la libertad del pecado, en cada suspiro te completas como una canción inacabada, como una semilla sembrada en un cuerpo inerte. El secreto de nuestra verdad de nuestro significado desfallece en el martirio pero nosotros le humedecemos los labios para que pueda seguir adelante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario