lunes, 1 de diciembre de 2008

Mordiendo costras o bateando calzoncillos?




Y pensar que todo lo importante se encuentra en las señales de pequeñas canicas de cafeína con sombreros de navidad, hazme la portabilidad a tu corazón y escríbeme con servilletas de papel charol “I LOVE WIEDERSHEIMI” tengo que dar las gracias a gente desconocida que me utiliza para aumentar el karma vital de sus tubérculos y a pequeños hombrecillos metafóricos de papel de arroz que aun a sabiendas que no los conceda están ahí, subscríbeme en tus chats de voz, entre los miles de recuerdos que me aterran y que destripan sentimientos contrachapados con un único objetivo las sonrisas matinales de petardas, de guiris, de Jack el destripador y de Barcelona.

Dejaros de escudriñar versos de la veneno y poneros en podcast de angelitos monocromáticos con sonrisa perfilada y labios como hojas de afeitar o alfeizar? Porque no dejar inscripciones talladas en los D.I.U.

Sois todos mis amigos o desconocidos sin afeitar, hablar de cosas poco sensatas y conseguiréis ser alguien en la vida, no logro concebirte, hablarte, crearte y moralmente investigarte por los delitos antepuestos de mi virginidad, no soy ningún tío buenos de esos con parquet en el pecho ni cortinillas en los pezones, esto no es la purga benito sabes? y déjate de echar pintura verde por el lagrimal del ojo, de barnizar latidos y de ver partidos de Curling en teclados Qwerty.

1 comentario :

  1. La información que me trae al leer esas palabras llenas de intentos frustados me sirven para ser peor persona. Inteligente y atractiva es la vida, como una belleza llena de silicona hasta en el culo. Así es la naturaleza, tan virtual que nos hace creer que existe.

    ResponderEliminar