viernes, 2 de enero de 2009

Esturión suis generis




Movimientos calidoscopicos de fin de año entre París, Londres y Moscú ajajaja, narcóticos rizados en mi taquígrafo y varios ajolotes orbitando en mi paciencia, que se entiende sobre fiesta? Pensar como los lóbulos occipitales de los brevicaudatus? Siempre me ha interesado el sanguinario mundo de la sangre aterciopelada de las discotecas, es por eso que el 1 de febrero de 2009 empezaré mi nuevo proyecto entre riñones biselados de alcohol, lenguas finitas y conversaciones con Miss Marshal, HELPMEIAMINAPARTY.WORDPRESS.COM ¿Que hace un freeminder comiendo patitas de pulpo rodeado de trompas de falopio y de elefante? Creo que de ante mano la conclusión que sacaré será que entre abrazos de oso polar y besos de oso hormiguero siempre habrá tiempo de apadrinar un nomo de jardín!

Cuide su lenguaje señorita y trataré de que no me peguen una paliza, pensaré en gente con la cabeza de tupperware en la cual la pestaña de abrefácil sea su boca, obviaré la historia tuya, esa de cuando eras pequeña y mirando al cielo buscando aviones una paloma se te cago en el ojo y se tornaron verdes con melindros, melanóforos, cromatóforos.

No pensaré en mi sagrada trinidad, osea, sabrina, xuxa y Leticia Sabater y siempre pensaré que si se limitaran a respirar les confundiría con geranios. Mitomanía a pedir de boca dando el do de pecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario