domingo, 21 de junio de 2009

Metapluralizar parábolas deshollinadas en Marías Magdalenas





Trata de impermeabilizar un poco o de invocar profundidades o incluso habrar con R y ejercitar los pulmones con h intervocálicas que sususpiren por diagonalizar tu estúpida cabellera, así sigo, sobresaturando ensaimadas con crema de Bastian y unos gusanito demás, dejando las tajadas de sandias y los Chaperos Jacksons en otros sintagmas cutrerráneos y con una deixis un poco mas animal. Voy a bastarme y a jactarme de todas las encriptaciones lingüísticas que gente sin lenguas viperinas no alcance desbacterializar y no voy a hablar de violación hormonal porque es demasiado escrotológico para mi.

Al levantarse, Joe Vendetta en un arrebato de desacato encontró cutículas muertas en su almohada, no era por la descamación de su pellejo, sino por morriñas de amores flirteados. Como a Joe a veces me pasa que desmiento cosas que luego me procuro, contaminadas.

Estoy cansado de: taquicardias descaperucitadas, sombras de cortejos en conejos divinos, que nadie se siente conmigo en el autobús, bombas de soslayo y monturas de Léolo, de la mediocridad en el crepúsculo, del manto de la niebla de quejumbrosidades atapueriles, del alcohol de sobre, de los IVA’s y los IVO’s, de las mentiras irracionales, de mi toldo enmoheizado de San Pancracios de a pie, desmentir las dillas, kualalumportando juguetes, la carraca del diente de bronce de tu hermana, trasnochar ventricularmente, metapluralizar parábolas deshollinadas en Marías Magdalenas, la muerte, el rocío, el claxon de los que mandan y de que mi amor quede entre tu, yo y Scotland Yard!

1 comentario :

  1. Yo podría sentarme contigo en el autobús, y sería más sencillo si dijeses directamente lo que quieres decir.
    He tenido que leer dos veces cada frase para intentar comprenderla.
    Supongo que algo querrías decir.

    ResponderEliminar