viernes, 19 de febrero de 2010

La conjetura ₩iedersione*





Los mejores triunfos son de barcos a la deriva, los mejores contratos empiezan desabrochando el botón de la blusa, los mejores recuerdos son hemofílicos, los mejores desconocidos son los que nunca mas vas a volver a amar, las mejores paradojas se producen los miércoles por la tarde, las mejores tragedias son las que empiezan con un perdón, los mejores amigos siempre mienten para que le sigas pagando el café, las mejores heridas están bajo llave, las mejores deslices son las de avionetas, los mejores corazones no sobreviven al primer flechazo, los mejores poblados son los asentamientos romanos en tu vientre, los mejores pañuelos hacen de soga, las mejores trenzas hacen de correa de perra, las mejores noches son las árticas, los mejores polvos son los que dices te quiero a un desconocido, las mejores citas son las primeras, las mejores reglas son las que empiezan con un test de embarazo.

Los mejores infartos son los que empiezan con una armonía, las mejores multas de tráfico son las sentimentalistas, los mejores sarpullidos se tienen en el corazón, los mejores metros cuadrados se miden con un reloj de arena, los mejores contrarios son los opuestos, las mejores religiones empiezan cuando vendes a Dios por 14 peniques, las mejores historias de amor son aquellas que se vuelven a encontrar, los mejores actos de terrorismo se hacen en la cama, los mejores fracaso se tienen en menos de 5 metros cuadrados, las mejores estrategias son las improvisada y las mejores humildades empiezan con el YO y acaban en un TU.

Por los momentos que mas nos solían encontrar, por los que no se podían controlar, por las utopías que se habían encontrado, por los ideales irracionales, por los diafragmas perdidos en el latido de nuestros cartílagos de tiburón.

El chico de las gafas rojas a la chica de pervivencia con leones:
— Si no fueras clitoriana, al menos, te querría.
La chica:
— Nuestra primera metáfora podría ser vernos.
El chico:
— Grítame un susurro incondicional de odio… amor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario