viernes, 9 de diciembre de 2016

Cartas de amor para el odio



Que es más loco pequeña mía la casualidad de encontrarse o la dificultad de mantenerse, no te rías de mí, loca incauta, soy alguien raro y contradictorio en cuanto al amor se refiere, pero todo el mundo sabe que no tengo piedad amando, me dijiste en aquel lugar prohibido entre los dientes del lobo, bañada por la saliva de la licantropía estival de aquel chat de mierda, que aprenderíamos devorándonos, no lo sé y nunca lo sabré, pero tengo las mismas ganas que hace 5 años, ya no me acuerdo de tu nombre pero tengo clara la elección y la intención, amar casi como la cera cayendo sobre las piel de los pezones amar como la sangre que brota de las agujas sobre la piel de tus nalgas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario