miércoles, 6 de octubre de 2010

Noche de surferas oleadas de asesinatos





El futuro nos llegará atado a una balsita escuchando el sonido de la luna al reutilizarse en vegetarianas lunas alienígenas de papel albal, y todo funcionará de pe’z a pa’z, se nos endulzará y lo engulliremos vocalmente, no habrá grandes genios/geranios, ni grandes proezas/poetas, no habrá grandes estrellas/astillas, en que mierda siglo nos tocará reír, donde lo venerado será escatológico e insulso y ahora todo cambiará, las chinchetas y el esparadrapo y las lentes y la bisutería y todo lo que en su día fue heridas de arroz ahora será trigo brotado en las arterias del dolor y aletas/rgado escuchando como punteas las venas usadas de cuerdas de guitarras en pulmones con cajas torácicas, aptitudes y latitudes de seres y enseres entre la maleza embarcada como equipaje de mano en tu cinta lumbar/lunar.

Hazme sufrir lentamente como en una estúpida performance ochentera y lo tragaré todo, la risa y el ritmo de descompresión de mis lentes de contacto en la primera fase de una revista porno, somos dos diagnósticos luchando por salir por el mismo engranaje, no tengas miedos es año lunar y nuestros dos abogados apaciguaran la caída.

No hay comentarios :

Publicar un comentario