lunes, 29 de junio de 2015

Vamos tú y yo a hacer un trío con la muerte



¡Ouch!… Solías ser una Maiestas rodeadas de insoportables estudiantes de historia del arte, pequeña chica insegura jugando a ser un Dios violento. Solía ser un esclavo de tus más primitivos instintos, pero la melodía fue viciada, no voy a girar la cabeza como Regan, no puedes avergonzarte de mi lengua y luego intentar domesticarla, el lobo se cansó de ser las marcas en tu piel de las cosas ilegales que hicimos cuando estábamos en la cúspide, ahora nos montamos tríos con la muerte y hacemos malabares con sierra de mentiras mecánicas. Quieres tener un poco de libertad, dijiste tantas promesas reprimidas, tantas posibilidades arrojadas a los cerdos, eres tan débil como la composición de los hongos psilocibios produciendo en mí una intoxicación alucinógena, enséñame a ser tan cruel y como poder joder a otros sistemas cardíacos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario