jueves, 8 de octubre de 2015

La selección natural de mi propia mortalidad



Quiero cortes sangrando y pastel de manzana en la bañera, quiero ser un luchador de lucha mexicana luchando por el título final, quiero ser una falsedad real. ¡La belleza prometida y la juventud perdida! Quiero que el mundo me deje en paz. Quiero la moraleja de la fatalidad, oro y metales pesados dentro de mí, quiero oír los gritos de tu virginidad desvaneciéndose encima de mi cama, quiero sacrificios vomitados en medio de la calle a altas horas de la madrugada mientras nos cogemos de la mano y los escualos se descomponen en los contenedores, mientras mil fluidos químicos resucitan las sombras que brillan en nuestra oscuridad. Ella se rompe, nos rompemos. El músculo tensado, el dolor intenso, quiero cometer grandes errores y arrepentirme, quiero acabar muriendo para comprobar que pude sobrevivir a la selección natural de mi propia mortalidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario