miércoles, 2 de marzo de 2016

El bosque de Can Deu



Se disuelve la orilla con el peso de tus efímeras pisadas sobre la arena dejando en cada paso parte de tu alma esperando a ser engullida por las olas y devoradas por monstruos marinos, he llevado las serpientes en la cantimplora para darte de beber su veneno cuando éramos niños y caminábamos de la mano por el bosque de Can Deu en jueves graso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario